Entradas

El gran reto de la logística: Minimizar los desperdicios

Los desperdicios en las empresas son algo inevitable. Realmente, el reto de todas las empresas, es hacer una buena gestión de ellos y sacar algún beneficio. Y desde luego minimizar los desperdicios en la medida de lo posible. Pero, ¿cuál es la mejor manera de hacerlo?Minimizar los desperdicios

Cómo minimizar los desperdicios en las empresas

Como sabemos, la logística es un negocio con una gran demanda. Y esta sé que enfrenta cada día a una carrera constante contra el tiempo, en la que cada minuto desperdiciado genera una gran pérdida de capital.

Por ello, el gran reto de la logística es buscar la manera de ahorrar y conseguir reducir al máximo todos los desperdicios que se generan en la cadena de suministro.

Para lograrlo, las empresas están optando por  implementar la cultura lean. Esta representa una alternativa eficaz para lograr mayor productividad a lo largo de toda la cadena de suministro.

Factores que más generan pérdidas en las empresas

La infraestructura

La falta de infraestructuras de tráfico, ya sean ferroviarias, navales, aeroportuarias o carreteras, siguen siendo unos de los factores que generan mayores pérdidas. Y esto se debe a las largas esperas y retenciones que limitan las rutas de reparto. Lo que supone largos retrasos en el suministro de mercancías.

La seguridad

La falta de seguridad es otro factor que genera bastantes pérdidas en este sector. Lo ideal sería desarrollar soluciones a corto plazo para enfrentar este problema. Además de la participación de las autoridades en conjunto con las empresas para intentar resolver lo antes posible este problema.

Algunas soluciones al problema podrían ser, nuevas rutas o vías alternas de reparto, contar con sistemas de localización de la mercancía y por supuesto seguridad en los almacenes.

El tiempo

El tiempo perdido es uno de los principales factores que genera más desperdicios. Entre las pérdidas de tiempo más comunes para las empresas podemos encontrar, la mercancía retenida en las aduanas, procesos de inspección de la cadena de suministro, la falta de coordinación entre las distintas áreas de las empresas….

La eliminación de los desperdicios

Los desperdicios pueden ser eliminados a través de una planificación integral. Lo que significa programar de forma continua, detallada e inclusiva todos los puntos de la cadena de suministro. También pueden ser minimizados con el uso de nuevas tecnologías en todos los procesos, lo que también supone una mayor rapidez y el aprovechamiento más eficiente de los recursos.

Cada vez son más las empresas que adoptan la cultura lean en su estructura. Lo que supone una mejora continua, con la eliminación de procesos innecesarios, minimizar los desperdicios, mejoras productivas, mayor ahorro, disminución de costos de la cadena de suministro….

Desde luego este es un trabajo contante que ha de ser perfeccionado día a día, este es el gran reto que tienen entre manos las empresas de hoy.

 

¿Cómo implantar LEAN en las empresas y en las personas?

La cultura LEAN se ha ido extendiendo mundialmente durante los últimos años a prácticamente cualquier sector, pero ¿cómo implantar LEAN en las empresas?

como implantar lean en las empresasA la hora de implantar este modelo de gestión debemos asumir que seguramente no se implementará bajo las condiciones óptimas o deseables que sigan la línea de la filosofía o reglas de LEAN.
Estas reglas estarán enfocadas a hacer un cambio total de la política de la empresa, por lo que tendremos que trabajar con un nuevo sistema de funcionamiento y esto exige un gran esfuerzo.

Habrá cambios en el sistema de trabajo y en la filosofía de la empresa y no todo el mundo estará dispuesto a ello, lo que implicaría que la implantación del modelo no sea completa o tan profunda en el organismo de la empresa como sería deseable, pero se puede ir
trabajando y, poco a poco, asumiendo cada vez más.

¿Cómo implantar LEAN en las empresas?

Hay que determinar una estrategia de implantación bajo algunos factores básicos que nos ayudarán a establecer las bases sobre las que construir nuestro proyecto LEAN.

Factores que nos ayudarán a implantar LEAN en nuestra empresa

La filosofía

Será la base para poder llevar acabo nuestro proyecto, pero con filosofía no nos referimos a la filosofía del proyecto, sino a entender lo que significa ser o hacer LEAN, a la necesidad impetuosa de mejorar, a la creencia de que siguiendo el camino adecuado conseguiremos un gran desarrollo, a creer en lo que hacemos y que esto nos supondrá un gran éxito personal y profesional, a ser capaces de trabajar en equipo, a ser resolutivos y a tener iniciativa para cambiar las cosas.

Los trabajadores

Es crucial que los trabajadores hagan suya esta filosofía, ya que sin ellos el cambio no es posible.

La forma en la que LEAN hace LEAN no es poniendo normas ni procedimientos que los trabajadores asuman por obligación. No es algo en su contra con la que se bajará los sueldos o habrá despidos.

Los trabajadores deben esperar a que el método sea su herramienta de apoyo diaria con la que pueden:

  • Implicarse y formar parte de la toma de decisiones sobre su trabajo, ya que son ellos los que saben de primera mano que hay que cambiar.
  • Trabajar en equipo con cualquier departamento.
  • Tener un lugar donde acudir en busca soluciones.

El método

El sistema LEAN trabaja con sus propias herramientas que seguro has escuchado antes como: A3, Six Sigma, TPS, LEAN manufacturing etc.

Estas herramientas son las mayores virtudes del método, ya que tienen aplicaciones para todo tipo de empresas, ya sean un bar, una farmacia o una fábrica de envases. Y hay herramientas específicas para cada área de ella, por ejemplo, Kamban (gestión visual de inventarios), A3 (resolución de problemas), etc.

LEAN es un proceso de mejora continua que nunca deja de alimentarse.